CAPOTANDO

Seductor, la playa de Sant Antoni de Calonge ofrece el tatami perfecto para la armonia y equilibrio que destilan estos cuerpos atléticos. Sus brazos, alas de aeronave, parece capotar irremisiblemente hacia la arena. Al fondo, el campanario de Palamós rubrica paisaje y paisanaje.

Deja un comentario