Entrando en el puerto

Son las 16:00. Tras un día de trabajo, los primeros barcos entran en el puerto cargados con alegría, sudor y olor de pescado. Objetivo: no demorarse para llegar antes de que empiece la subasta en la lonja. Algunas pescaderas ya están esperando. Las gaviotas comparten esta alegría. Objetivo: lograr picar algo antes de que los pescadores descarguen la generosidad del mar.

Deja un comentario