faenando

día a día sin descanso la batalla de los hombres y el mar se refleja sobre el agua, bajo el cielo, una batalla donde acuden algunos invitados, a sentarse a la mesa de ambos contendientes

Deja un comentario