Mirando al mar

Tres niños, contemplando el mar al atardecer, después de una larga e intensa jornada de juego y diversión. Cuando ya no quedan fuerzas ni ganas para nada más, es entonces cuando se dan cuenta de su inmensidad.

Deja un comentario