Niño al ocaso

El atardecer en el caribe tiene ese sabor que solo sus paisajes y su gente te pueden entregar. Fotografía tomada en Bayahibe, República Dominicana

Deja un comentario