Serena armonía.

Es una escena que, tanto por su composición, como por el momento de la toma, como por el motivo de esta, trasmite gran serenidad. Cuenta, con placida armonía, a el marinero, la calma de la vuelta a casa tras la travesía y al viandante, la calma del paseo de una tarde de verano por el puerto.

Deja un comentario