El aprendiz

Arriesgue mi cámara para adentrarme al mar caminando hasta donde conseguia hacer pie. Valió la pena el riesgo. Porque registrar ese instante mágico fue maravilloso. Un joven aprendiendo a navegar su Stand Up Ubatuba, Brasil

Deja un comentario